AVISO


AVISO LA ENTREGA DEL SEGUNDO COMENTARIO CRÍTICO SERÁ LA SEMANA DEL 2 AL 6 DE NOVIEMBRE

martes, 10 de abril de 2012

ESQUEMA-RESUMEN DE LA POESÍA DE 1939 A FINALES DEL SIGLO XX. TENDENCIAS, AUTORES Y OBRAS PRINCIPALES


LA POESÍA DE 1939 A FINALES DEL SIGLO XX. TENDENCIAS, AUTORES Y OBRAS PRINCIPALES


  • Miguel Hernández

La obra de Miguel Hernández, sirve de puente y transición entre la poesía de la Generación del 27 y la posguerra española. Sus obras más destacadas son El rayo que no cesa (1936), donde la vida está amenazada por el rayo de la muerte. Es un libro de sonetos de tendencia barroca; y Cancionero y romancero de ausencias (1938-41), (escrito en la cárcel). Con versos cortos y lenguaje sencillo habla de temas cercanos y dolorosos: el amor a la esposa y al hijo ausentes.

1. LA POESÍA DEL EXILIO

Una serie de poetas tuvieron que marcharse al exilio al terminar la Guerra Civil con la victoria de los militares al mando de Franco. Los más destacados son, entre los ya consagrados, J. Ramón Jiménez, Luis Cernuda, Pedro Salinas, Jorge Guillén, Rafael Alberti y Emilio Prados, que siguieron realizando su obra poética fuera de España. Otros poetas como León Felìpe, que va a expresar la añoranza de la patria lejana en obras como Ganarás la luz ; o Juan Gil-Albert, que llenará su obra de valores éticos como en Poesía.

    2. LA POESÍA DE LOS AÑOS 40
La poesía de los años 40 (1940-50) está realizada por la Generación del 36 o Generación escindida y está dividida en dos grandes grupos, que corresponden a los dos bandos de la Guerra Civil (D. Alonso los llamó poetas arraigados y poetas desarraigados).

    1. Poesía arraigada ( o poesía clasicista o garcilasista). Escriben en la revista Escorial y Garcilaso. Tienen una visión serena y ordenada del mundo, y su referencia son los clásicos del Siglo de Oro. (Garcilaso de la Vega).

    Sus características principales son:

    a) Deseo de belleza formal del poema.
b) Tratan temas tradicionales (el sentimiento religioso, el amor, el paisaje y la familia).
    c) Usan estrofas y medidas clásicas (sobre todo, el soneto y el endecasílabo).

    Los poetas más destacados de esta corriente son:

  • Luis Rosales, con su obra La casa encendida (1949), que cambia las estrofas clásicas por largos poemas en versículos cercanos al Surrealismo.

  • Leopoldo Panero, con su obra Escrito a cada instante (1949), centrado en lo religioso, el paisaje y la familia.

  • Rafael Morales con su obra Poemas del toro (1943).


    2. Poesía desarraigada (o tremendista o existencialista)

Escriben en la revista “Espadaña”. El tema central es el hombre visto en la terrible circunstancia histórica de la posguerra. Se enfrentan a un mundo caótico invadido por el sufrimiento y la angustia. También aparece la búsqueda angustiosa de Dios.

Los poetas más destacados son:

  • Victoriano Crémer , que realiza una poesía solidaria y de honda preocupación humana. Reúne su obra en Poesía total ( 1966).

  • Dámaso Alonso, que aunque pertenece a la Generación del 27, alcanza la cima de su producción con Hijos de la ira (1944), que es el libro de referencia para los poetas desarraigados.

    3. Al margen de estas dos grandes corrientes poéticas, podemos citar a una serie de poetas:

  • José Mª Valverde,que trata el tema religioso en obras como Hombre de Dios (1945).

  • José Hierro, que comienza haciendo una poesía intimista en Tierra sin nosotros (1947), y que luego derivará hacia la poesía social.

  • Carlos Edmundo de Ory, fundador del Postismo (que es un postsurrealismo español), y que pretende recuperar la poesía vanguardista.

  • El grupo “Cántico”( con sede en Córdoba y creado en 1947) , formado por poetas como Pablo García Baena, que pretenden crear una poesía esteticista basada en un lenguaje muy elaborado y que tenían como referencia a Luis Cernuda.



3. LA POESÍA DE LOS AÑOS 50 (POESÍA SOCIAL O “POESÍA DE LA COMUNICACIÓN”)

Al igual que en la novela y en el teatro, en los años 50 (1950-60) predomina en la poesía el deseo de ofrecer un testimonio crítico de la realidad social española. Es la poesía social o poesía del realismo social. Parte de la idea de que su función primordial no consiste en expresar los sentimientos personales del autor, sino en contribuir a cambiar el mundo y la sociedad. Para ello, el poeta debe anteponer los problemas y sufrimientos de los hombres de su tiempo a cualquier otro aspecto.

Los temas fundamentales de la poesía social son: a) La preocupación general por España (donde un punto de vista político); y b) la denuncia de la situación concreta del hombre (las injusticias sociales, la opresión, la lucha por la libertad, el mundo del trabajo…).
Quieren que su poesía sea un instrumento de transformación social. La poesía debe ser un acto de solidaridad con los que sufren ( no hay que ser neutral con las injusticias). Pretenden que su poesía llegue a la inmensa mayoría y, por eso, utilizan un lenguaje claro, sencillo, casi coloquial. Coinciden en hacer desaparecer de la poesía el yo lírico, la intimidad y los problemas personales del poeta.

Los dos poetas más representativos de esta tendencia son:

  • Blas de Otero. Pasará por tres etapas en su producción:

  1. Etapa existencialista, que tendrá como tema central el vacío existencial y la angustia personal. Las dos obras más importantes son Ángel fieramente humano (1950) y Redoble de conciencia (1951), que fundirá posteriormente en un solo libro titulado Ancia (1958) (Ángel (...) conciencia ).

  2. Etapa social, que tendrá como tema central la solidaridad con los hombres que sufren . La obra más representativa de esta etapa es Pido la paz y la palabra (1955). Adopta un lenguaje sencillo y coloquial para llegar a la inmensa mayoría.

    3) Etapa experimental, donde inicia la búsqueda de nuevos caminos. El tema central es el intimismo del poeta junto con elemento surrealistas. La obra más destacada es Historias fingidas y verdaderas (1970), que es una combinación de prosas y poesías.


  • Gabriel Celaya (cuyo nombre real era Rafael Múgica Celaya). Tiene una trayectoria paralela a Blas de Otero y pasa igualmente por tres etapas:

  1. Etapa existencialista, con su libro Tranquilamente hablando (1947), de tono deliberadamente prosaico.

  2. Etapa social, con libros fundamentales como Cantos iberos (1955).

  3. Etapa experimental, con su obra Campos semánticos (1971).
  • Otro autor representativo de esta etapa social es José Hierro con una obra como Quinta del 42 (1952).

4. LA POESÍA DE LOS AÑOS 60 (“POESÍA DEL CONOCIMIENTO” O DE “LA EXPERIENCIA”)

Una serie de poetas, la Generación de los 50 o Generación de medio siglo (1960-70) , se van a alzar contra la fórmula de la poesía social, contra su prosaísmo. Quieren renovar el lenguaje poético. La poesía no es comunicación sino un medio de conocimiento de la realidad interior y exterior del poeta. Pasamos del yo social al yo poético e íntimo.

Los rasgos más destacados de esta generación son:

a) Expresión de la intimidad y lo amoroso (real o fingido); es decir, exponen sus propias vivencias personales.

b) Valoración de la palabra poética, acercándose al simbolismo y al irracionalismo. Entienden el poema como una forma de comunicación literaria.

c) Se prescinde de la rima y el ritmo del verso se hace más libre.

d) La introducción de anécdotas personales le permite al poeta exponer su subjetividad, sus sentimientos y deseos más íntimos.

e) La poesía política se convierte en poesía ética o crítica, donde aparecen la sátira y la ironía.

f) Preferencia por los temas de la vida cotidiana (evocación de la infancia y la adolescencia como un paraíso perdido, el fluir del tiempo; el amor y la amistad como sentimientos vitalistas …

Los poetas más representativos de este grupo son:

  • Ángel González, poeta irónico y pesimista de los cotidiano en libros como Tratado de urbanismo (1967).

  • Jaime Gil de Biedma, que expresa con lenguaje coloquial su visión desencantada de la vida en libros como Moralidades (1966).

  • José Ángel Valente, gran maestro del lenguaje depurado y concentrado en obras como Poemas a Lázaro (1960).

  • Claudio Rodriguez, con una obra deslumbrante como Don de la ebriedad (1953) (escrito a los 19 años y que impresionó a V. Aleixandre).

  • También había que incluir la obra de José Hierro, siempre con una forma de gran belleza, como el Libro de las alucinaciones (1964).

  • Otros poetas dignos de mención dentro de esta línea son Francisco Brines, Carlos Barral, José Agustín Goytisolo , Carlos Sahagún y Antonio Gamoneda. Todos ellos van a tener como referentes a poetas como Antonio Machado, Vicente Aleixandre o Luis Cernuda, ya que les vuelven a preocupar los problemas éticos, sociales, existenciales o históricos del ser humano.


5. LA POESÍA DE LOS AÑOS 70 (“POESÍA EXPERIMENTAL” O “LOS NOVÍSIMOS”)

En 1970 el crítico José María Castellet publica Nueve Novísimos poetas españoles, que inaugura un nuevo ciclo en la poesía española (1970-80). Estos poetas, nacidos todos después de la guerra, se alejan definitivamente de la lineas poéticas anteriores y consideran que el poema es un ente autónomo al que incorporan técnicas que van desde el collage (introducen versos de otros autores, frases publicitarias...) hasta la escritura automática, siempre con un tono inconformista y provocativo.
También se les llamo poetas venecianos porque escribieron con cierta frecuencia sobre Venecia.

Los rasgos más destacados de este grupo poético son:

a) El yo del autor prácticamente desaparece para que su lugar lo ocupe otro yo inventado por el poeta, que suele ser un personaje de otra época.

b) Se siguen utilizando la ironía y el prosaísmo, heredados de la generación anterior de poetas.

c) Influencia del cine y de los medios de comunicación de masas. Abundan las referencias a las películas, cómics, el rock, canciones populares, personajes famosos (Kennedy, Marylin Monroe …). Hay , por tanto, una mezcla de cultura popular y cultura elitista.

d) Utilizan un lenguaje poético, de procedencia simbolista, surrealista y modernista. Utilizan el verso largo (alejandrinos) o el poema en prosa, de influencia vanguardista.

e) Usan la poesía para hablar sobre poesía (metapoesía) y también hay una abundancia de referencias culturales en los poemas.

Los autores más destacados de esta corriente poética son los siguientes:

  • Pere Gimferrer. Poeta neomodernista; es el abanderado del grupo de los Novísimos con su obra Arde el mar (1966), que fue Premio Nacional de Literatura, y que sirvió de referencia al resto de poetas. Otra obra destacada fue La muerte en Beverly Hills (1967), sobre el amor y la muerte, y basado en imágenes del cine clásico norteamericano. Posteriormente, ha desarrollado su obra en catalán.

  • Guillermo Carnero, representante de la tendencia vanguardista, con su obra Dibujo de la muerte (1967).

  • Luis Alberto de Cuenca. Pasó del culturalismo inicial a una poesía más intimista, con temas procedentes del mundo cotidiano. Su obra más destacada es Los mundos y los días. Poesía 1972-1998 (1999).

  • Luis Antonio de Villena. Es un poeta que ha sentido especial atracción por los poetas malditos (como Oscar Wilde) y el decadentismo (Venecia). Además adopta una postura que rechaza la moral dominante y recupera los valores del paganismo griego y latino. Su obra más destacada es Viaje a Bizancio (1976), ejemplo perfecto de la poesía culturalista de los Novísimos.

6. LA POESÍA DE LOS AÑOS 80 Y 90

A partir de la década de los años 80 (1980- 2000) se observa una coexistencia de varias promociones poéticas: poetas ya consagrados junto a otros poetas que comienzan a publicar sus obras, y que presentan nuevas propuestas poéticas.

Estos nuevos poetas, en su mayoría, rechazan los aspectos más destacados de la generación de los Novísimos y vuelven sus ojos a la poética de la Generación de los 50, es decir, a la poesía del conocimiento o de la experiencia
Pero el rasgo más destacado de esta generación de los 80 es la pluralidad de autores y corrientes poéticas (ayudado por una serie de premios poéticos de prestigio, como los premios Hiperión, Visor, Adonais o Loewe)., que podemos resumir en las siguientes:

  1. Neosurrealismo. Estos poetas vuelven al mundo de las Vanguardias. El nombre más destacado es Blanca Andreu con su obra De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall (1980), que tendría gran influencia en los poetas jóvenes de la década de los ochenta.

  2. Minimalismo o conceptualismo. Los poetas de esta corriente tienen como referentes a Góngora, Jorge Guillen y a José Ángel Valente. Para estos poetas lo esencial no es el yo del poeta, sino los objetos. El poeta más representativo es Andrés Sánchez Robayna, con su obra recopilada en Poemas 1970-1999 (2000).

  3. Poesía de la experiencia. Estos poetas, con una clara vuelta a la Generación de los 50, toman a Jaime Gil de Biedma como modelo, y retoman la crítica ética y social. Los poetas más destacados son Luis García Montero con Habitaciones separadas (1995) y Felipe Benítez Reyes con Vidas improbables (1996).

  4. Neoerotismo. Algunos poemas pretenden transformar los tópicos masculinos de la poesía amorosa, invirtiendo el punto de vista. La autora más destacada es Ana Rossetti (cuyo nombre auténtico es Ana Bueno de la Peña) con Indicios vehementes (1985), obra donde se mezcla el erotismo, el esteticismo y el culturalismo.

  5. Elegíacos y nueva épica. Siguiendo a Cernuda y a los poetas de las dos generaciones anteriores encontramos un tono elegíaco, desengañado, como en Eloy Sánchez Rosillo con La certeza (2005). Pero también hay un acercamiento a la poesía épica, que indaga en los problemas de la colectividad desde una óptica crítica, como en Julio Llamazares, que canta a su tierra leonesa en obras como Memoria de la nieve (1982).





No hay comentarios:

Publicar un comentario